Encerrados en casa no dejamos de escuchar noticias sobre la pandemia que se cierne sobre nosotros, sobre cómo la estamos combatiendo y sobre cómo vamos a salir de ella, desde nuestra casa.

Lo primero que queremos desde Viviendea es dar las gracias, y luego transmitir fuerza y ánimo, a todas las personas que con su trabajo van a hacer que podamos superarlo de la mejor forma posible, personal sanitario, de seguridad, empleados de supermercados… o cualquier trabajador que sigue al pie del cañón. Nuestro aplauso es para todos y cada uno de ellos.

Nos quedamos en casa

Tal cual reza el el hashtag, todo el equipo de Viviendea nos hemos quedado en casa teletrabajando y nos sumamos a las medidas de contención necesarias para mitigar en lo posible la pandemia.

Nos quedamos en casa. Como tú. 

Y en tú casa se está muy bien. Pero nunca (o casi nunca) habíamos pasado tanto tiempo de forma continuada en casa. Nunca habíamos necesitado confinarnos. Nunca habíamos convivido tanto tiempo entre cuatro paredes con nuestras familias o simplemente solos.

Y como nunca lo habíamos hecho, nunca se había pensado que las viviendas, tu casa, tenían que estar pensadas para ello.

Y ahora nos damos cuenta de que nuestra vivienda, nuestra casa, nuestro hogar, es algo más que un lugar donde pasamos el tiempo que hay entre las horas de trabajo.

nano casa dibujada en el suelo
Nanocasas dibujadas por un colectivo de arquitectos y estudiantes de arquitectura en Plaza Italia, Santiago de Chile en 2019. Foto: Tomás Bravo

Ahora nos percatamos que no tenemos lugar en la cocina para tantos residuos, que es difícil secar la ropa sin disponer de un lugar adecuado, o que iría bien un estudio para poder tele-trabajar a o una habitación para que los niños puedan jugar.

Superfícies al mínimo

Ya hemos hablado en otras ocasiones en este blog de las superficies mínimas de las estancias (estar-comedor, cocina, dormitorio, baños…) y la repercusión que tiene el metro cuadrado en el precio de la vivienda, lo que llamamos el precio cuadrado. Pero son número, y es frío, porque luego vas tú y conviertes esa vivienda en tu casa y la conviertes en un hogar… viviéndola.

Quizá este tiempo que vamos a pasar en casa nos sirva a todos para reflexionar, para coger perspectiva. Algún mensaje comercial de una nueva promoción de viviendas de obra nueva reza: “no construimos viviendas, construimos hogares”

Y no, no es así, desde el mundo promotor, constructor, de la arquitectura, sí que se hacen viviendas. La casa, el hogar lo haces tú.

Si queremos dejar de hacer viviendas y empezar a hacer hogares hay que empezar por el agente más importante del sector de vivienda de obra nueva…. Por el usuario final de la vivienda, por el comprador.

Y para eso ponemos en tus manos viviendea.com, para que como usuario el proceso empiece por ti, y se haga la mejor vivienda posible, tu futuro hogar.

Y quizás de esa forma, pasaremos de hacer viviendas a, como mínimo, hacer tu casa.

El hogar te lo dejamos a ti.

Cuidaos mucho y, por supuesto, quedaos en casa.

Un abrazo de todo el equipo de Viviendea…. Desde cada una de nuestras casas a todas las casas, a vuestros hogares.